viernes, 23 de diciembre de 2016

NOCHEBUENA ENTRE PÁGINAS

En cada lugar se celebra la Nochebuena de una manera diferente. Se utilizan diferentes adornos, cada cual con su simbolismo propio de la zona. Se cenan platos típicos,acabando  la cena con un broche de oro de no menos típicos dulces. 
En algunos hogares se celebra la Nochebuena con mucho ruido de zambombas, cazuelas, palmas y villancicos. En otros, la música con la que se envuelve el ambiente es más clásica. 
Hay quien pasa la Nochebuena contando chistes o anécdotas, otros lo hacen en silencio. 
Los hay que acompañan los dulces navideños con una buena película en blanco y negro. Otros prefieren la última novedad cinematográfica llena de acción y colorido. Sobre gustos o costumbres no hay nada escrito. Sobre este tema me ha llamado la atención un artículo que he leído sobre Islandia y cómo pasan la Nochebuena los islandeses.
En la Nochebuena los Islandeses no reciben la visita de Santa Claus o Papá Nöel. Ellos a quien esperan es a uno de los trece trolls (Jólasveinar). La historia explica que el primer Jólasveinar apareció en el siglo XVll, y que tenía dos hijos: Grýla y Leppalúdi. Se hicieron famosos porque robaban y se comían a los niños malos.
Los Jólasveinar son feos y malolientes. Viven en la montaña. El día 12 de Diciembre, empiezan a llegar a las ciudades, hasta la mañana de Navidad. Después de Navidad se van de uno en uno, con lo que ésta dura desde el 12 de Diciembre hasta el día 6 de Enero del año nuevo. A los niños malos les dejan una patata o cualquier otro objeto que les recuerden que se han portado mal.
Me ha llamado la atención un artículo en el que se explica que en Islandia tienen la costumbre, en Nochebuena, de regalar libros. Libros que son tan afortunados, que se abren esa misma noche, porque en esa noche de Paz, los islandeses se reúnen con la familia y amigos no sólo para cenar, sino para leer. Leen historias en voz alta a los niños y adultos.  Ya podrán imaginar que en esa época navideña aumentan las ventas de libros considerablemente. En el mes de Octubre se empiezan a enviar los catálogos de novedades literarias para que la gente pueda tener ideas nuevas sobre qué título o autor elegir. El de este año ha sido éste tan bonito:

Catálogo de Novedades Literarias en Islandia, año 2016
(Imagen sacada de Internet)


¿Se pueden imaginar una Nochebuena en mejor compañía que la de los seres queridos y un buen libro lleno de historias, personajes y lugares por descubrir? Yo no. 
¿Hay mejor postre para la cena de esa noche tan especial que un buen libro? Leer sus líneas entre mordisco y mordisco al mazapán o al turrón duro, (éste último mejor comerlo antes de empezar a leer en alto, no se nos vaya a atragantar alguna de las almendras escondidas entre el azúcar.
Por si desean seguir la tradición islandesa de regalar y compartir libros en  esa noche tan especial, les voy a sugerir un par de títulos. Uno para adultos, otro para niños:

"EL CUENTO DE MI VIDA" DE HANS CHRISTIAN ANDERSEN- *Una autobiografía que ofrece una cara muy distinta del idealizado creador de literatura infantil. Un autor con una personalidad atormentada por sus frustraciones y su sensibilidad extrema. Una personalidad llena de ambición y con una fe inquebrantable en el propio talento.
Un libro que, siendo sincera, no puedo aún comentar pues no lo he acabado de leer, pero que ya desde el primer párrafo, atrae.
** "El cuento de mi vida se despliega ahora ante mis ojos como una bella y reconfortante historia: hasta el mal terminó en bien y el dolor se transformó en alegría: yo no hubiera podido inventar nada más aleccionador".

"EL GIRASOL GIGANTE DE DAISY" DE EMMA DAMON. Un cuento sobre un girasol que se niega a crecer. Está lleno de secretos e incluye un enorme girasol que sirve para medir el crecimiento de los niños que lo lean. 

Quién sabe, quizá esta Nochebuena oigan ruidos extraños en su casa y descubran sorprendidos que no es el hombre de barba larga y blanca, sino uno de esos feos trolls que, despistado en su trayecto, ha traspasado las fronteras de Islandia, y ha llegado hasta la cocina de su casa. Si lo ve, no se asuste, no es malo, solo feo y maloliente. Pero sobre todo, ni se le ocurra espantarlo si lo ve con un libro en la mano. Quizá sea para usted. De los trece trolls, mi preferido es Hurdaskellir que llega el 18 de Diciembre y se va el 31. Se dedica a dar portazos, sobre todo por las noches.
Para que puedan reconocerlos sin asustarse, les pongo la imagen de los trece trolls.

(Imagen sacada de Internet)

De nada.


Feliz Nochebuena entre páginas.


P.D. Los párrafos marcados con uno y dos asteriscos, los he sacado del propio libro.



7 comentarios:

  1. Qué raros nos parecen los islandeses. A mí me parecería de perlas. Nada de meterme en la cocina, un mordisquito a algo dulce y a leer. Sin trolls, claro.
    Feliz Navidad amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos traviesos personajes también pueden tener su encanto, aunque para leer, mejor la tranquilidad.

      Al leer tu comentario, me he dado cuenta que había estado escribiendo incorrectamente la palabra "trolls". Gracias a ti he podido subsanar el error. Feliz Navidad para ti también amiga.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por tus interesantes entradas, y gracias por enseñarnos libros poco conocidos (al menos para mí).

    Te deseo un feliz Año.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te deseo un feliz año, lleno de árboles en flor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡¡Qué bonito que hayas rescatado esta historia para una noche tan especial!! A mí también me llamó la atención y me encantaría practicar algo así en el futuro. De momento, pasamos la noche jugando con mi familia y por su puesto, comiendo mucho dulce.
    Un abrazo muy grande y espero que este 2017, venga cargado de nuevos y bonitos sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo de los dulces es una tentación, pero entre mordisco y mordisco, tiene que ser bonito compartir una historia con los tuyos.
      Yo también te deseo, María, un año lleno de belleza.

      Eliminar